Estudiantes de Trabajo Social socializan la práctica formativa

  • Jueves 06 de Diciembre de 2018 | 01:42pm

Redacción: Alvaro Carbajal periodista de la Unidad de Comunicaciones

Fotografía: Comunicaciones

62 estudiantes del cuarto año de la Licenciatura en Trabajo social realizaron la Socialización de la Práctica Formativa del Ciclo II-2018. La actividad se realizó el jueves 6 de diciembre de 2018, en el auditórium No. 4 de la Facultad de Ciencias y Humanidades.

                La Licda. Darlyn Vanesa Fuentes Requeda, docente responsable de la cátedra Práctica Formativa, informó que la actividad consiste en compartir entre los docentes, profesores y referentes institucionales los informes finales de las actividades que los estudiantes realizan en la inserción de instituciones en las cuales ejecutan su prácticas formativas.

                Agregó que los estudiantes explican los procesos metodológicos/práctico de intervención de trabajo social a nivel de casos, grupos y en algunas instituciones se ha tocado la intervención comunitaria: “es la presentación del consolidado del trabajo que los estudiantes realizan en durante el ciclo académico que está finalizando”.

                Fuentes Requeda explicó que en la actividad muchos de los estudiantes se hicieron acompañar de sus padres de familia quienes pueden apreciar los que sus hijos han aprendido, los resultados, el aprendizaje, las experiencias, el conocimiento nuevo adquirido o fundamentado pero a nivel práctico.

                Durante la jornada de socialización de la Práctica formativa el Br. José Wuiliam Mejía argumentó que durante la práctica es fundamental lograr cuatro objetivos fundamentales de la práctica formativa que solo se puede alcanzar mediante la aplicación de conocimiento que se construye entre docente y estudiante, de manera horizontal dentro y fuera de los salones de clases.

                 Mejía enumeró los cuatro aspectos: aproximar a los estudiantes a la realidad desde el punto de vista de la acción profesional adquiriendo los conocimientos teóricos y prácticos; capacitar a los estudiantes para realizar análisis científicos de las situaciones en las que intervendrán mediante en manejo de las técnicas e instrumentos que utilizan.

                Tercero, instruir a los estudiantes en el manejo de las unidades personales y sociales para el trabajo en equipo; cuatro, desarrollar las actitudes y capacidades individuales y sociales para intervenir en las sociedades en que se vive.

                Concluyó que la práctica profesional y formativa es la aplicación progresiva de los conocimientos adquiridos en el proceso de formación en todas las áreas, esta aplicación global es fundamental para el trabajo social.

                Finalmente, la docente responsable de la cátedra, Fuentes Requeda aseguró que los estudiantes realizan su práctica formativa en instituciones como el ISSS, MOP, Hospital Divina Providencia, Parroquia Cristo Redentor, FUNDESO, Departamento de Prueba y Libertad Asistida de la Corte Suprema de Justicia (CSJ).