La historia oculta de la bandera salvadoreña

  • Viernes 17 de Marzo de 2017 | 10:46am

La bandera salvadoreña que actualmente conocemos tiene una historia peculiar, surge como símbolo antimperialista un 15 de septiembre de 1912.

Para comprender más sobre el tema, el historiador Héctor Lindo, invitado especial de  Fordham University partió de tres aspectos fundamentales: el aumento del poder de EEUU a principios del siglo XX en Centroamérica, la política interna de El Salvador y la invasión de los marines a Nicaragua en 1912.

El aumento del poder de EEUU en Centroamérica parte de su interés por convertirla en ruta importante de transporte. Después que México cedió gran parte de sus Estados a EEUU descubren territorios con oro, por lo que había que trasladar gente del Este al Oeste.

Lindo mostró un mapa con rutas alternas para llegar a los territorios donde estaba el oro. Esta ruta partía con la construcción de un canal sobre el Rio San Juan en Nicaragua.  Pero en Nicaragua atravesaban un conflicto bélico entre liberales y conservadores. Los primeros contratan Al filibustero William Walker, hombre de fama en la guerra y quien ya había conquistado el norte de México.

Con su llegada a Nicaragua aprovechó el desorden y toma el poder, consiguió apoyo de los estados esclavistas para consolidar sus ambiciones y empezó a invitar Colonos Estadounidenses para apoderarse de las tierras, pretendió establecer el inglés como idioma oficial y la esclavitud como una institución legal.

Con estas acciones -explicó el invitado- el resto de centroamericanos se preocuparon y organizaron un movimiento militar para atacar a William Walker, entre los miembros de este ejército estaban Gerardo Barrios, y Ramón Belloso de El Salvador. “Esta es la primera presencia de EEUU en C.A que dejó un trauma muy grande y muchos de los políticos.” señaló Lindo.

Posteriormente, Estados Unidos apoyó a los movimientos independentistas de Panamá para separase de Colombia, esto con el objetivo de negociar la apertura del canal que actualmente conocemos.

El invitado se refirió al poder económico que logra Estados Unidos y sus otras interferencias en C.A, pasando por la invasión de los marines en Nicaragua.

La incidencia del país del norte en la política interna en El Salvador se da en tres momentos:  uno es a través de la imposición del candidato presidencial de 1910, determinan que Manuel Enrique Araujo era la persona  ideal para la presidencia.

Ya en el poder Araujo estaba bajo constante amenaza, las conspiraciones hicieron que el presidente estuviese entre la espada y la pared, pero la población salvadoreña se ponía cada vez más nerviosa ante la presencia de Estados Unidos en Panamá y Nicaragua.

En 1912, la clase obrera y los estudiantes tenían un fuerte sentimiento antimperialista, incluso invitan al escritor argentino Manuel Ugarte para hablar de los derechos de América Latina.

Ya en apuros, Araujo es obligados a pronunciarse en contra de la intervención norteamericana, en el país se forman los comités de defensa para manifestarse ante la presencia de EUA en Centroamérica.

En 1912, se producen dos gestos antiimperialistas: la primera, la entrega de una nueva bandera a las tropas salvadoreñas, el color blanco y azul forma parte del sentimiento unionista que invade a Centroamérica y se retira la bandera de las barras y las estrellas que representó a la república salvadoreña de 1865 a 1912.

El otro gesto importante fue el homenaje al General Juan Cañas con la imposición de una medalla en honor a quien lucho contra el filibustero William Walker. “El simbolismo no podía estar más claro”, indicó Lindo.

La conferencia denominada: “Historia oculta de la bandera salvadoreña: antiimperialismo y unionismo a inicios del siglo XX” fue organizada por la La Licenciatura en Historia y Antropología Realizó la Conferencia

También puedes escuchar el audio de la conferencia