Propuesta y debate sobre la transformación social desde Romero

  • Lunes 04 de Noviembre de 2019 | 11:08am

Redacción: Alvaro Carbajal periodista de la Unidad de Comunicaciones

Fotografías: Roberto Galindo

La Cátedra Abierta Monseñor Romero en su segunda sesión de 2019 y en el marco de la política cultural fortalecimiento del espíritu universitario que impulsó la gestión 2015-2019 recién finalizada, realizó el foro Plataforma Generación Romero: Propuesta y debate sobre la transformación social desde Romero, la actividad tuvo lugar en la Pinacoteca Roque Dalton el miércoles 30 de octubre de 2019.

                Los panelistas participantes fueron Marlen Argueta, Adriana Vales y Andreas Hugentabler (de origen danés), quienes  se autoproclamaron Romeristas, entregados a defender, difundir la causa de Monseñor Romero por su denuncia a las injusticias sociales y la defensa de los derechos humanos de los salvadoreños y en especial de las clases más desposeídas.

                Le correspondió a Andreas Hugentabler informar en qué consiste la Generación Romero que nació en el 2015 cuando el Vaticano promulga santo a Monseñor Romero y las comunidades que están en todo el territorio nacional como las Comunidades Eclesiales de Base (CEBES), colectivos romeristas y culturales no fueron invitados a la celebración oficial.

                Dijo que todos esos movimientos cuando celebraron los 100 años del natalicio de Romero tomaron a bien hacer presencia como expresión popular y que derivó en la realización de diversas actividades para conocer la vida y obra de Monseñor Romero y culminó con un Congreso de Juventudes para conocer los temas que más preocupan a ese grupo poblacional.

                Hugentabler explicó que se hizo de esa manera porque Romero es muy asociado a ser la voz de los que no tienen voz y son muy pocos los que atienden las necesidades de las juventudes, posteriormente se vino en el 2018 la canonización de Romero que se puede resumir como una forma de reivindicar a  quienes  se identifican con Monseñor Romero como pastor.

                Sostuvo que la Plataforma Romero reivindica las causas por las que asesinaron a Monseñor  hace 40 años y que siguen teniendo vigencia, Romero promovió la visión de un país totalmente transformado y humano y ahora se visualizan las mismas situaciones que terminaron en un conflicto, es ahí que se retoma la figura de Romero hacia un pacto para la transformación de la realidad en la búsqueda de una sociedad más humana.

                Mientras que Marlen Argueta le correspondió hablar de la misión del Movimiento Generación Romero que es ser la esperanza porque Monseñor Romero nos invita a tomar posición ante las injusticias y a estar del lado del pobre en especial de los más desposeídos.

                Reflexionó que como en aquella ocasión ahora las cosas no cambian: la pobreza, el acceso a la educación, a la salud, la latente privatización del agua, problemas que no permiten el pleno desarrollo de las personas.

                Más adelante, Argueta expuso que hay que ver a Romero con la esperanza de estar al lado del pobre porque la indiferencia es un problema que debemos ir cambiando, es necesario generar conciencia, es la esperanza de la lucha que nos lleve a la liberación, resumió que la misión es promover una organización que pueda devolverle al pueblo la esperanza, defender, valorar y dignificar  la vida.

                En resumen es promover el pensamiento de Romero, difundir su legado que va más allá de denunciar, es luchar por conquistar espacios como la educación gratuita.

                En el turno de Adriana Vales expuso cuál es la propuesta de la Generación Romero: primero es que no pueden ser indiferentes ante la injusticia, el deber de involucrarse en los problemas de los demás, debemos de despertar y dejar la indiferencia.

                Vales sostiene que a finales de los años 70 le correspondió a Monseñor Romero ser el defensor de los derechos humanos, de hacer denuncias de desapariciones forzadas, denuncias de personas asesinadas por pensar diferente, en la homilía habitual de los domingos se constituían en espacios de denuncia.             

                Durante la actividad invitaron a dar unas palabras al ex decano, Maestro José Vicente Cuchillas Melara impulsor desde su gestión como decano impulsor de la política cultural que busca rescatar cinco conceptos fuerza: espíritu universitario, memoria histórica, identidad universitaria, autonomía universitaria y conciencia crítica de la sociedad y exhortó a la próxima gestión a retomar estas actividades.

                Más adelante, Cuchillas se refirió al legado de Monseñor Romero y aunque la Universidad es laica Romero trasciende del aspecto religioso, ideologías, es el defensor de los derechos humanos que ha dado este país por excelencia y los que se consideren seguidores de su legado deben tener cuidado porque la iglesia católica lo “quiere esterilizar”, porque el altar de Monseñor Romero era junto a su pueblo, no como estampa en los altares para pedir milagros, concluyó Cuchillas.